Culebrilla del Corcho… más experiencia

Share

El año pasado publicamos dos artículos en relación al estudio que habíamos realizado durante el año 2018 sobre la culebrilla del corcho. Antes de seguir con esta entrada os dejamos el enlace a las entradas a las que hacemos mención… Culebrilla del Corcho (Experiencias I) y Culebrilla del Corcho (Experiencias II).

Este insecto, (Coraebus undatus), como sabéis, es un coleóptero que produce daños importantes al alcornoque al dañar la capa generatriz del corcho y, por tanto, no es posible su utilización para la fabricación de tapones sino para otro tipo de subproductos con menor valor.

Pues bien, durante la primavera y verano de 2019 retomamos el estudio. En este artículo, compartimos las principales conclusiones obtenidas.  

Objetivos

A falta de comenzar un estudio más ambicioso, durante el año 2019, nos centramos en cumplir una serie de objetivos más modestos en cuanto a conocimiento de este escarabajo. En función de la superficie muestreada y los recursos disponibles… nos propusimos dos objetivos:

  • Establecer las épocas de vuelo de la especie
  • Conocer el éxito de las trampas empleadas

Metodología y Trabajo de Campo

En cuanto a la superficie, mantuvimos la misma zona que durante la campaña anterior.  En cuanto, al número de trampas  -nueve- mantuvimos dos de las tres zonas, modificando la ubicación de uno de los grupos establecidos. Esta decisión la tomamos para poder conocer la incidencia de este insecto en el conjunto de la zona de muestreo.

El trabajo, fundamentalmente recogida de muestras, se desarrolló durante los días 17 de abril y 18 de septiembre. Durante tiempo, con una periodicidad de 15 días, tomábamos las muestras.  Igual que el año anterior, las capturas las mantenemos en un recipiente de 15 x 10 x 5 cm (largo x ancho x alto) con cierre hermético y Alcohol 70º, permitiendo su conservación en perfecto estado para su consulta y análisis. 

Conclusiones

Insectos Capturados

No conseguimos un alto número de ejemplares. Únicamente recogimos muestras de C. undatus en 3 de las 9 trampas instaladas. En los 3 casos con 1 ejemplar.

En cuanto a otras especies interesantes o relevantes durante esta anualidad no hemos conseguido ningún tipo de insecto destacable. Hemos capturado ejemplares de uno de los grandes perforadores de quercíneas : Cerambyx welensii –coleóptero cerambícido xilófago de relevancia en determinados puntos de la provincia que causa verdaderos estragos tanto en encinas, robles y, en menor medida, alcornoque-. Varios insectos de la familia Elateridae –coleópteros por norma general fitófagos que sienten predilección por cultivos de cereal o leguminosas-. Varios ejemplares de la familia Scarabaeidae una de los grupos de coleópteros más grandes, entre los que destaca el escarabajo pelotero (Scarabaeus spp). Entre los dípteros además de varias especies de moscas (Musca spp) siempre presentes, puede citarse como relevante la presencia de la familia Asilidae. Éstos últimos, importantes por el control biológico que realizan al alimentarse de otros insectos como moscas, avispas o libélulas entre otras.

Elección de las trampas

La elección de las trampas , igual que el año pasado, creemos que es efectiva y, aunque, como hemos comentado, recogimos menos ejemplares recomendamos seguir empleando éstas por su fácil manejo y su coste.

Vuelo del Coraebus undatus

Lo más significativo de los resultados son las fechas cuando recogimos las capturas: período comprendido entre el 15 de julio y el 15 de agosto. Es decir, igual que el pasado año. Evidentemente, sería aventurarnos decir que las fechas de vuelo de este insecto se producen durante este período con tan pocos datos pero, es interesante que durante dos campañas tan diferentes climatológicamente -la campaña 2018 y la campaña 2019- el vuelo lo haya realizado durante estas mismas fechas, recordando que, según la bibliografía consultada, es característico de esta especie la presencia de los adultos durante los meses de mayo y junio. Sin embargo, en la zona de estudio, por la información con la que contamos hasta este momento, todo hace indicar que el insecto retrasa su vuelo hasta mediados de julio y, con ello, la realización de las puestas.

En definitiva…

La importancia de este insecto radica en que se desarrolla y/o “alimenta” en exclusiva del alcornoque, especie principal de la zona y, para densidades muy elevadas, provoca pérdidas económicas importantes en la producción de corcho de calidad.

Desde estas líneas queremos recordar la necesidad de seguir investigando este insecto, manteniendo la zona de estudio y ampliando a otras zonas del municipio. Es necesario recordar la amplia superficie de alcornoque de titularidad pública y privada existente en Valdelosa y en los municipios limítrofes con éste (Santiz, Zamayón y/o Palacios del Arzobispo). Para todos, es preciso disponer de experiencias técnicas viables para aplicar sobre sus alcornocales las actuaciones y medidas que se vayan adoptando como consecuencia del conocimiento adquirido.

Debemos ser capaces de determinar de manera fehaciente y clara los principales aspectos de esta especie en esta zona de la provincia salmantina. Es decir, debemos conocer además de su cartografía -distribución del insecto en el área de estudio- su ecología, determinando su época de vuelo y conocer la relación de nivel de infestación con el descorche correspondiente, todo ello, para aplicar medidas preventivas más eficaces en el control y avance de esta especie que tanto daño ha provocado, está provocando y, si no se ponen los recursos necesarios para paliar sus efectos, provocará en uno de las masas forestales más importantes con los que cuenta nuestra provincia.

Por último

Terminamos con una noticia relacionada con el alcornocal que nos ha llamado mucho la atención recientemente. El artículo destaca los daños que otro insecto, en este caso un lepidóptero defoliador: la lagarta peluda (Lymantria dispar) está ocasionando en los alcornocales catalanes. Y terminamos compartiéndola porque … no sólo de la culebrilla vive el hombre. Son muchos los factores que afectan a las masas forestales, en este caso hablamos de insectos y plagas, pero podemos extrapolarlo a otros muchos elementos que los selvicultores y técnicos tenemos que tener en cuenta para llevar a cabo una correcta gestión de nuestras masas arboladas: Una plaga de orugas amenaza con devastar el corcho catalán.

Déjanos tú comentario

Tú dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos con asterisco son obligatorios. *

Facebook Twitter Linkedin